REFLEXIONES DIARIAS (XVI)

“Vamos, puedes hacerlo. Lo has ensayado mil veces y sabes que puedes hacerlo. No te vengas abajo ahora”. Sentía las manos sudorosas, la camisa se le pegaba al cuerpo, la boca seca y pastosa… “Calma, hazlo con calma y todo saldrá bien”.El primer intento fue un fracaso. No lo consiguió. Notaba las miradas de la gente fijas en él, en sus manos, y le pareció oír murmullos de impaciencia a su alrededor.

“No te preocupes, sólo ha sido un pequeño error. Con esto contabas, ¿no?”. Cerró los ojos e inspiró profundamente. Los murmullos se hacían cada vez más patentes.

“Despacio, muy despacio. Siéntelo en tus manos. Acércate, poco a poco… Así…”

Y, por fin, consiguió validar su billete de autobús.

La imagen puede contener: una o varias personas y primer plano
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s