DOBLE SENSACIÓN

luna

Aquella noche habría luna llena. Como en anteriores ocasiones, tomó las precauciones habituales: una sencilla cama aislada en medio de la habitación, correas fuertes y robustas, somníferos suficientes…

Cinco minutos antes de la medianoche, se tomó las pastillas y se ató fuertemente a la cama. Poco después, un profundo sopor comenzó a invadirle…

Cuando despertó, desorientado y aturdido, comprobó asustado que las correas habían sido arrancadas y que su cuerpo se encontraba totalmente desnudo. Se incorporó y vio sus manos ensangrentadas, sangre ajena, sangre desconocida… Las náuseas le volteaban el estómago, la cabeza le daba vueltas… ¡Dios, qué había hecho!

Mientras limpiaba sus manos en el lavabo, el espejo le devolvió la imagen de un rostro sonriente, satisfecho, asesino…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s