C.S.I.

csi

Cristóbal Sánchez Iglesias siempre se había fiado de su instinto. Y, esta vez, su instinto le decía que algo iba mal. Se sentía un poco aturdido, desconcertado, como si despertara de un largo sueño. Pero algo iba mal, lo presentía.

No sentía las piernas, ni los brazos. Tampoco podía hablar. ¿Qué le estaba ocurriendo? Recordaba vagamente cómo la noche anterior había tomado unas copas, había conducido…, pero nada más. Sus ojos inmóviles observaban aquel techo blanco. “¿Dónde estoy?”, se preguntaba.

Escuchó cómo dos personas se acercaban y conversaban (“al menos, mis oídos también funcionan”).

  • ¿Y éste, dónde va?
  • No sé, al depósito, como todos. Además, aquí pone “C.S.I.” ¿Sabes qué significa?
  • Ni idea…
  • Cadáver Sin Identificar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s