OLVIDO DORADO

carta

Cuando Julián llegó a casa, encontró sobre la mesa una nota de su mujer:

“Julián, te he dejado en la nevera un plato de albóndigas y un poco de sopa. Sólo tienes que calentarlo. También te he dejado encima de la cama varias camisas. Están recién planchadas, así que no las arrugues mucho.

Julián, te dejo. Te sorprenderá que te lo diga con una nota, pero no quiero verte más. He soportado tus desprecios, tus humillaciones, has olvidado mis cumpleaños, nuestros aniversarios…, y ayer descubrí que habías olvidado hasta mi nombre. Te devuelvo lo que encontré ayer en tu pantalón. Adiós. Esther”.

Junto a la nota brillaba una pulsera de oro, en cuyo anverso podía leerse “Para Claudia”.

 

Anuncios

Un pensamiento en “OLVIDO DORADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s