MANÁ ENVENENADO

mujer

Sonia, después de más de tres años en el paro, recibió aquella llamada como maná caído del cielo. Iban a ser solo unos meses de trabajo, pero para ella era la solución a muchos de sus problemas.

Las primeras semanas en la oficina fueron sobre ruedas. Una tarde, cuando los compañeros ya se habían marchado, su jefe la llamó al despacho. No se preocupó por esta llamada, aunque sí lo hizo cuando aquel hombre cerró la puerta con llave.

Los días continuaron sin descanso, y Sonia estaba cada vez más desmejorada y vencida. Nadie sabía qué le ocurría. Cuando, días más tarde, la policía la detuvo como autora del asesinato de Félix Villafañe, solo respondió: “Juré que encontraría otra opción…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s