INGREDIENTE SECRETO

lágrima

Nadie conocía la receta, nadie sabía exactamente cuáles eran los ingredientes secretos de aquel guiso que era la envidia de grandes chefs y de los restaurantes más selectos de la ciudad.

Adela, su artífice, siempre cocinaba sola, preparando suculentos platos en la cocina inmensa de su restaurante. Viuda desde hacía cinco años, su marido fue quien la animó a abrir aquel local, su marido, su amante, su confidente…, a quien un fatídico cáncer arrancó de su lado.

Como cada día, los recuerdos almacenados en su memoria se iban transformando en pequeñas lágrimas, lágrimas de amor y de añoranza, de deseos y de renuncias, lágrimas dulces que sazonaban aquellos platos tan deseados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s