CERCANÍAS

cercanías

Cada mañana, un andén atestado de gente presurosa, impaciente, rumbo a sus lugares de trabajo. Cada mañana, dos desconocidos que se buscan con sus miradas, anhelando el sedante que supone saber que ella, que él, está ahí, a su lado, compartiendo su mismo vagón.

Jamás se han dirigido la palabra, ni siquiera un “hola”, un “adiós”…, pero se sienten conectados, unidos por un lazo invisible.

Ella nunca lo sabría, pero él renunció a un nuevo puesto de trabajo por mantener su mirada; él nunca lo sabría, pero ella renunció a marcharse de la ciudad por sentirle cerca…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s