SWEET CLAY

guitarras

Aquel viejo camarero de voz rota, manos temblorosas y mirar vidrioso, deambulaba por el bar recogiendo los vasos y vaciando los ceniceros que dejaba la poco prestigiosa clientela del Nirvana.

Poco quedaba en aquel camarero sin nombre del gran guitarrista Julius J. Clay, “manos rápidas” Clay, “Sweet” Clay. Tal vez, un lejano brillo en los ojos cuando sonaba Chet Baker, Charlie Parker o su admirada Ella Fitzgerald; quizás en aquellos breves minutos, su mente recordaba los años gloriosos en los que compartía escenario con sus ídolos, en los que él era uno de los más admirados componentes de la Big Black Band, cuando los mejores cantantes de jazz le rogaban que tocara para ellos…

Pero todo aquello pasó. Fue una estrella, sí, incluso una gran estrella, pero su brillo se fue apagando poco a poco por culpa de alguien que se convirtió en su amo, alguien cuya sola mención provocaba en él temblores, alguien que le impedía subir al escenario. Ese alguien que se convertiría en dueño de su vida no fue otro que el alcohol.

Sus rápidas manos se fueron enredando en los más simples acordes, sus espantadas sobre el escenario se hicieron célebres, y los melosos representantes que poco tiempo atrás le adoraban, ahora rehuían su presencia. Su teléfono dejó de sonar, y las botellas de whisky pasaron a ser sus únicas compañeras. En el mundo del jazz, su mundo, su vida, “Sweet” Clay pasó a ser “Drunk” Clay, una más de las brillantes figuras que abandonaron los escenarios, sin despedidas, sin amigos, sin música.

Su estrella definitivamente se ha apagado. Ahora, aquellas manos que asombraron a medio mundo, que fueron capaces de llenar estadios y enardecer a más de cien mil personas…, ahora aquellas manos limpian vómitos, recogen colillas y sirven cafés.

Cuando las luces del bar se apagan, “Sweet” Clay se refugia en el pequeño almacén, y rodeado de botellas, silencio y oscuridad, agarra una vieja guitarra escondida tras las cajas y, con los primeros acordes, la estrella en sus ojos se vuelve a iluminar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s