LA ISLA DE SENUL

isla

Existe un lugar en la tierra en el que todos los días son lunes. Sí, pudiera parecer algo inexplicable que en pleno siglo XXI existiera un lugar así, pero la realidad es que la Isla Senul tiene una historia muy peculiar.

Esta isla se encuentra situada en la franja meridional que rodea el desconocido, a la par que precioso, “Estrecho de Norkjland”. Cualquiera que dude acerca de mi historia, no tiene más que acercarse hasta sus verdes prados y comprobarlo.

Como os decía, esta isla tiene una historia muy particular. Es un reino, dirigido con guantes de seda por la bella reina Luna y el no menos apuesto rey Monday. Sus fieles les quieren, respetan y, sobre todo, obedecen.

Ocurrió un buen día (lunes, para más señas) en el que los reyes esperaban la visita de sus monarcas vecinos, los Dimecres. No se trataba de una visita protocolaria más. Era un encuentro decisivo para poner fin a los continuos debates y enfrentamientos sobre la propiedad de unos pequeños islotes que se encontraban a medio camino entre los dos reinos, los “Perejil’s Rock”, cuya disputa llegó a alcanzar extremos verdaderamente peliagudos.

El carácter y espíritu pacífico de los senules es proverbial y ampliamente conocido por sus vecinos. Odian las armas, eluden los enfrentamientos, con decir que todos los cuchillos son de punta redonda…

Los Dimecres, conocedores de su tibia actitud, acudieron a la reunión prestos a conseguir por la violencia lo que la pereza del tiempo era incapaz de concederles. Amenazaron, gritaron, esputaron…, y les concedieron de plazo hasta el siguiente martes para abandonar sus intereses sobre “Perejil’s Rock”.

Cuando nuestros amados reyes quedaron solos, reunieron al consejo de sabios (formado exclusivamente por cinco mujeres, que insistían en que se las continuara llamando “sabios”) para que adoptaran una solución con la mayor urgencia posible.

Pensaron, analizaron pros y contras, plantearon idas y venidas, sugirieron luchas y huidas…, hasta que al fin idearon la mejor solución.

Aquella misma tarde, los reyes realizaron la siguiente declaración ante el O.N.U.P.N.R. (Organismo de las Naciones Unidas Pero No Revueltas): “Desde hoy, y por los siglos de los siglos, todos los días que amanezcan en la Isla de Senul serán Lunes. Y para que surja los efectos oportunos, expido el presente… bla… bla… bla…” Una vez firmado y formalizado el documento, los Dimecres se vieron obligados a esperar, y esperar, y esperar…, hasta que pudiera cumplirse el plazo de su amenaza.

Como podéis comprobar (si sois tan audaces y libertinos como para acudir allí), “Perejil’s Rock” sigue estando bajo bandera senulense, y los Dimecres continúan agotando su impaciencia mirando el calendario.

Ahora bien, no todo es tan maravilloso como podría parecer. Dentro del reino empiezan a surgir voces discordantes, anhelando la llegada de algún fin de semana…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s